Reseña: Tuits para el Siglo de la Gran Prueba. Disparos con parábola, de Jorge Riechmann

Reseña: Tuits para el Siglo de la Gran Prueba. Disparos con parábola, de Jorge Riechmann

Tuits para el Siglo de la Gran Prueba. Disparos con parábola

Jorge Riechmann

142 páginas

Plaza y Valdés, 2017

ISBN: 978-84-16032-97-6

Ordenados y agrupados por temas, con algún trabajo de reelaboración, este volumen recoge un gran número de tuits que el filósofo y poeta Jorge Riechmann ha ido publicando desde 2015.

Riechmann trabaja en Twitter siendo consciente de los riesgos de esta herramienta informática pero también de sus posibilidades: “¿Sería posible emplear este medio contra sí mismo?”, se pregunta. Y opera con esa orientación. Así, nos alerta de las consecuencias de la tecnolatría y de las estrategias de distracción que pone en marcha con ellas el Poder: “La promesa de Internet era la inteligencia colectiva; pero está funcionando en la superficie sobre todo como un multiplicador de ruido, mientras que en el trasfondo vemos afianzarse una red de dominación más tupida y compleja de lo que nunca pudieron soñar las tiranías del pasado”. En ese sentido, consigue producir una gran paradoja: frente a la inmediatez y la velocidad que marca Twitter, este volumen exige una lectura pausada y reflexiva, dada la densidad y repercusión de las palabras de Riechmann.

Estas páginas recorren buena parte de las diversas esferas del pensamiento de este prolífico autor. Las restricciones de espacio le obligan a transcribir apuntes, a lanzar observaciones sin poder profundizar como suele hacer en sus libros. Pero, por otra parte, le obliga a afinar su ya bien tratada capacidad de síntesis. Y, con ello, logra ser muy certero en muchas ocasiones: Tuits para el Siglo de la Gran Prueba está repleto de perlas. Así, el autor construye aforismos, sentencias, lanza preguntas retóricas, expone sucintamente datos y conclusiones y sintetiza reflexiones. Los textos nos encaminan, nos abren líneas de reflexión o nos ponen sobre la pista de numerosos senderos, siempre dentro de la constatación de que vivimos en la inminencia del colapso civilizatorio por la crisis ecosocial. “Cuando al realismo lo llamamos pesimismo, tenemos un problema”, advierte. Y, desde ahí, llega a concluir: “Uno considera el tiempo que tenemos ante nosotros y piensa: me alegro de no haber engendrado hijos”.

Alerta sobre el rumbo de la sociedad y, ante ella, las trampas sociológicas en las que andamos inmersos, el autoengaño y la no aceptación de la realidad, el daño de las tácticas evasivas. Medita sobre actualidad política o los procesos de aceleración social, el papel de la universidad, las relaciones del ser humano con las/os otras/os y con el resto de especies o las aportaciones de la filosofía en nuestros días. También incide en el control, la falsa libertad y los nuevos métodos de sometimiento que generan las nuevas tecnologías y el mundo digital. De esta manera, estas piezas manifiestan una crítica radical al capitalismo, al aparato ideológico que lo sustenta, a la mentalidad productivista y desarrollista. Pero, al mismo tiempo, rastrea y plantea los principios con los que construir otras sociedades (“comunidades basadas en el amor, la biofilia y el cuidado”).

De este modo, se trata un libro doloroso porque está lleno de verdad y de autocrítica como sociedad, de denuncia del capitalismo como proyecto social.

Alberto García-Teresa

Nueva Cultura

Related Posts
Leave a reply