Fetichismo de la mercancía y proceso de diseño (I)

Fetichismo de la mercancía y proceso de diseño (I)

Joaquim Jiménez Planells

Esta serie de artículos que forman parte del trabajo
“Fetichismo de la mercancía y proceso de diseño”
 pretende ser una búsqueda de la relación entre el diseño como proceso y el fetichismo de la
mercancía. ¿Qué es el diseño como proceso? ¿Bajo qué circunstancias opera? ¿Qué es el fetichismo de la
mercancía? ¿Qué relación tiene con el diseño?

También pretende responder una cuestión ¿Es el diseño el causante de
la forma mercantil de los objetos, o 
en cambio,
el diseño es un proceso que por las dinámicas y el funcionamiento
del actual sistema productivo 
se ve abocado a cumplir esta función?
¿Para que se origina la forma mercantil de los objetos? Estas

preguntas son las que me han motivado a estudiar autores,
tanto diseñadores, como economistas, filósofos

y antropólogos que han estudiado la temática
del fetichismo de la mercancía, del diseño y la relación con la

producción mercantil.

En la sociedad actual vivimos rodeados de objetos fruto de nuestro trabajo, fruto de un sistema productivo concreto, el sistema capitalista-mercantil. En este contexto, nuestro papel como diseñadores, es operar, dentro de este sistema de producción, para dar forma, materialidad, cuerpo y carácter al fruto del trabajo de los diferentes procesos productivos. El diseñador actual se convierte entonces en una trabajador pluridisciplinar, que opera dentro de un proceso productivo complejo, a través de una disciplina que ha evolucionado durante este siglo de manera irreversible, (el diseño) hasta el punto de volverse cada vez más imprescindible en nuestra sociedad capitalista.

Al mismo tiempo que el proceso productivo se ha ido haciendo complejo, segmentando y separando en procedimientos diferenciados, dando forma a la actual estructura económica compleja y atomizada que conforma el capitalismo globalizado, e diseño también ha sufrido de estas transformaciones, segmentándose y bifurcándose en disciplinas tan diversas como las necesidades del mercado.

Como consecuencia de este sistema productivo y sus condiciones materiales, nace una conciencia determinada, la del fetichismo de la mercancía; un elemento de cosificación del fruto del trabajo humano. Término de lo más adelante hablaremos en profundidad, así como su relación con el proceso de diseño.

Este proceso de diseño, está presente hoy en día en aspectos importantes del consumidor: apariencia física (forma de vestir, ropa, calzado, etc.), en los objetos cotidianos que le rodean, vehículos, espacios, edificios, en general, todo proceso productivo que quiera un producir algún tipo de bien de consumo y adaptarse bien a las condiciones del mercado capitalista, debe contar con un diseñador especializado dentro de su ámbito (Ya sea gráfico, interiorismo, producto, industrial, etc.). En general, el diseño se ha convertido en una herramienta moderna que opera dentro el espacio de la producción actual bajo unas condiciones complejas y determinadas, condiciones que veremos en el segundo capítulo del trabajo.

Ante esta complejidad, considero que preguntar “¿Qué es el diseño?” No tiene fácil respuesta, por no decir que no tiene mucho sentido, ya que, aparte de las múltiples y varias respuestas dadas por parte de varios autores (Isabel Campí: “¿Qué es el diseño? “, Paul Rand:” Thoughts on Design “y Karl Aspelund:” The design process “), la definición nunca se podrá adaptar a la realidad cambiante, a la cantidad de disciplinas que en el diseño, como proceso, terminará abarcando el día de
mañana.

Dicho esto, la hipótesis que planteo y en la que trataré de responder en esta serie de artículos es si el diseño y su proceso tienen una relación con el carácter fetichista de la mercancía, y si la hay, qué es y cómo se estructura esta relación. por responder a la hipótesis central, entonces, considero que hay que formular las siguientes cuestiones:

– ¿Qué es el diseño como proceso?
– ¿Qué función cumple respecto a nuestro sistema productivo?
– ¿Cuáles son las relaciones del proceso de diseño con el carácter fetichista de la
mercancía?

Para responder a estas preguntas, analizaré y estudiaré otros trabajos, artículos y libros que tratan el diseño, marketing y fetichismo, desde diferentes perspectivas, como proceso, como herramienta, como elemento intelectual, las influencias ideológicas de este, etc.

Trataré de exponer la relación entre la economía capitalista y el nacimiento del diseño, los cambios que la organización de la producción industrializada van comportarse respecto a la segmentación del proceso productivo, las implicaciones que tuvo este tipo de producción respecto al diseño y en su nacimiento.

En sucesivos artículos explicaré la relación entre el fetichismo de la mercancía, o la cosificación de los productos del trabajo, expuesta por primera vez por Karl Marx, con el diseño y el proceso productivo capitalista.

Nueva Cultura

Related Posts
Leave a reply